NUESTRAS
NOVEDADES

La crisis lechera alcanza también a las usinas
 
La crisis lechera alcanza también a las usinas
Miguel Paulón, presidente del CIL aseguró “hay una fuerte caída de los precios internacionales, concurrente con el dólar que está estancado y el encarecimiento de los costos en la Argentina”.
 


 
Miguel Paulón, presidente del Centro de la Industria Lechera (CIL) aseguró que "hay una fuerte caída de los precios internacionales, concurrente con el dólar que está estancado y el encarecimiento de los costos (de producción) en la Argentina".

"Todo esto lleva a que los dos últimos eslabones de la cadena (lechera) seamos los más complicados", indicó al programa "Siempre que llovió...paró", de radio Colonia.

El dirigente explicó que "el precio internacional de los productos lácteos comenzó a descender a fines del año pasado y ahora llegamos a un importante descenso".

La semana pasada se embarcó leche en polvo a U$S 1.800 la tonelada, aunque en el orden de los U$S 2000 o U$S 2300 se opera en el mercado internacional para la Argentina, que siempre logra mejores precios que Nueva Zelanda.

"Esto determina que haya un estoqueo muy importante y, consecuentemente, una sobreoferta en el mercado local que también es significativa, por lo que a la industria le caen los ingresos por dos vías", señaló. Para el dirigente "eso con un incremento de stock que hay que financiar, y que tiene un costo importante, que está rondando 33% o 40% anual".

Paulón comentó que "en este período que comienza, que son los meses de más producción del año, el porcentaje de leche que se exporta está entre el 40 y el 50% para algunas compañías, aunque algunas empresas están orientadas sólo al mercado local, pero las que tuvieron que aplicar reducciones de precios más importantes son las exportadoras", explicó.

Consultado sobre las llamativas ofertas en algunas cadenas de hipermercados, consideró que "las ofertas en los supermercados las termina pagando la industria y también hay estoqueo en las casas particulares".

"En estas situaciones siempre se termina con un descenso de la producción. Momentáneamente las reservas (en los tambos) están confeccionadas, los granos están guardados, todo eso sigue porque hay una relación que es conveniente en la Argentina por el efecto de las retenciones", advirtió.

Reconoció que "están preocupados por la situación del productor, pero la situación del endeudamiento en la industria es muy severa, por lo que no podemos poner el futuro de las compañías más en jaque de lo que ya están", dijo en un contexto en que los industriales bajan el precio de la leche en tranquera.

Fuente: www.noticias.terra.com.ar
 


 
 







ABSA Nutrición Animal | Copyright ® 2010 - 2015 | Todos los Derechos Reservados