NUESTRAS
NOVEDADES

Modelo de integración vertical en la producción lechera de China
 
Modelo de integración vertical en la producción lechera de China
Como parte del cierre del Primer Congreso Mundial de Alfalfa realizado recientemente en China, se visitó un imponente establecimiento de alta productividad. Afirman que la clave de su éxito está en la integración vertical del sistema de trabajo.
 


 
Como parte del cierre del congreso realizado recientemente a fines de octubre, el programa contempló la visita a un establecimiento productivo de 10.000 hectáreas, ubicado a una hora de la ciudad de Bengbu, donde se llevó a cabo el evento. Allí, junto a centenares de los asistentes estuvo presente TodoAgro para reflejar lo que se permitió observar sobre ese modelo de producción a campo.

Deng Jiuqiang, un megaproductor y CEO de la firma Banner Infant Dairy Products, se había presentado en el Congreso días atrás para brindar una conferencia. En China, y más precisamente en el sector lácteo, es una personalidad muy reconocida por su espíritu emprendedor.

Inició su alocución comentando que mostró una foto a un importante empresariado lácteo de nivel internacional: “Cuando vieron la foto de mis 26.000 vacas me preguntaron si la había tomado en USA, y les dijq que no!, esa foto la saqué en China, es de mi granja! no lo podían creer..”, memoraba Jiuqiang, quien destacó que “la integración vertical de la agricultura, forrajes, e industria láctea nos ha permitido un logro muy importante en el crecimiento de la empresa. Nosotros hemos desarrollado integralmente la alfalfa extensiva haciendo forrajes de calidad que a su vez conlleva a mejorar la calidad de la leche e introdujo grandes cambios en la lechería China”.

El esquema de propiedad de la tierra, controlado por el estado chino, impedía la extensión de los cultivos hasta hace un tiempo, pero las reformas que se están haciendo, según productores y empresarios del país, permiten avizorar cambios sustantivos en la lechería y agricultura de China que, durante el 2014, subió un 5% su producción de leche y alcanzó las 36 millones de toneladas de producción, respecto a 2013.

El establecimiento, denominado “La Granja”, está enclavado en un predio de 10.000 hectáreas. En este espacio hay 7.000 hectáreas que son dedicadas a la producción de alfalfa y se transforman en forraje conservado, el cual es consumido en un 80% dentro del establecimiento y el resto se destina a otros productores lecheros de la zona.

Dentro de todo el complejo productivo poseen un tambo con 26.000 vacas encerradas, de las cuales tienen más de 10.000 vacas en ordeñe, con 8 tambos rotativos de 80 bajadas cada uno. Promedian 29 litros por vaca, e inmediatamente sacada la leche, la industrializan y envasan en el mismo predio.

En total, trabajan allí unos 900 empleados: 500 asignados a los tambos y la industria láctea; 200 vinculados a la industria general del establecimiento y 200 empleados más en tareas de logística. Todos viven en villas o pequeñas poblaciones aledañas a los campos.

Es de remarcar que por razones de seguridad, no se permitió al contingente el ingreso a algunos sectores del establecimiento.

Luego de la visita por las instalaciones externas del predio, el contingente presenció una dinámica de maquinarias, donde se pudieron apreciar cientos de equipos trabajando en diferentes procesos de cultivos a campo: maquinarias de corte, enfardado, compactado, ensilado, cosecha de maíz, vertido de estiércol, etc; además de caminar por una muestra estática de insumos y maquinarias gigantesca con más de 1.000 personas trabajando en su ejecución. La visita concluyó con almuerzo a campo y una vista panorámica del tambo en la terraza de un edificio de 8 pisos que dejo atónitos y admirados a todos los presentes.

China: Un contexto que cambia
La agricultura ha sido tradicionalmente el pilar económico de China y sigue siendo un sector de gran importancia en la economía nacional, todavía cerca del 33% de la población activa trabaja en este sector. Tan sólo el 16,7% de la superficie total de China está cultivada (situada sobre todo en su parte oriental). Casi la mitad de la tierra cultivada es irrigada.

En un intento por mitigar la falta de alimentos pertinaz en China, mientras se permitía un aumento en el consumo de alimentos per cápita, el gobierno reestructuró una vez más el sector agrícola. El sistema de comunas y las brigadas de producción se desmantelaron, y las familias se convirtieron en la unidad principal de producción agrícola.

Con este ‘sistema de responsabilidad’, cada familia, después de un contrato con las autoridades locales para producir su cuota de las cosechas especificadas, era libre para vender cualquier producción adicional en el mercado. Tales ventas representaban alrededor del 60% de la producción agrícola china a finales de esa década.

El pasado que ya fue
Hasta fines del año 2000, el sistema de comunas que fue desmantelado, estaba organizado de la siguiente manera: alrededor de 500 millones de habitantes formaban la población rural, organizados en unas 50.000 comunas populares. Como unidad socioeconómica, la comuna recibía las metas de producción del Estado y, además se aseguraba de que se consiguieran esos objetivos.

Las comunas estaban formadas por distintas brigadas de producción, cada una de las cuales se subdividía en equipos de producción. Cada uno de estos grupos tenía su propio terreno, herramientas y otros materiales, siempre de forma comunal, para desarrollar su labor.

Informe elaborado por Antonio Lozano – enviado especial de TodoAgro
Nota relacionada: TodoAgro, en el Congreso Mundial de Alfalfa en China
http://www.todoagro.com.ar/noticias/nota.asp?nid=32409
 


 
 







ABSA Nutrición Animal | Copyright ® 2010 - 2015 | Todos los Derechos Reservados